Cuidado del césped en verano

Cuidado del césped en verano. Todo lo que necesitas saber para mantener tu césped en perfecto estado lo encontrarás aquí.

Con la llegada del verano y las altas temperaturas, hacen que el mantenimiento del jardín y el césped se vuelva imprescindible. En Más Social realizamos todo tipo de mantenimientos en jardines privados, comunitarios y públicos, siempre con los mejores materiales y la maquinaria necesaria para su correcto cuidado. Sabemos cómo cuidar correctamente el césped, por eso en este artículo te damos todos los consejos que necesitarás para que tu césped no se seque y luzca siempre saludable.

Si lo necesitas, también puedes encontrar en nuestro blog ayuda con otros temas relacionados con tu jardín, como por ejemplo: ¿Cuándo podar las plantas?

cuidado-del-cesped-en-verano-mas-social

Cómo regar el césped en verano

En verano regar el césped se vuelve algo fundamental, y hacerlo de la manera correcta es lo más importante. Deberás ajustar la cantidad de agua a las necesidades de tu jardín, no es suficiente con conectar la manguera y listo. Estos son los principales consejos que debes seguir:

Cuándo regar

Evita regar muchas veces, es recomendable concentrar los riegos y hacerlo un menor número de veces con una mayor cantidad de agua. Lo mejor es intentar regar cada dos o tres días, no es recomendable regar a diario salvo que haya unas fuertes temperaturas. Y riega siempre a primera o a última hora del día, lo aconsejable es hacerlo siempre en las horas más frescas del día.

Cantidad de agua

En cuanto a la cantidad de agua dependerá esencialmente de la variedad de césped que haya en tu jardín y la temperatura. Normalmente con unos 25 litros de agua por metro cuadrado a la semana es suficiente para que mantenga su brillo y su aspecto saludable. En momentos del verano donde las temperaturas sean muy elevadas, como en una ola de calor te recomendamos subir a 30 o 35 litros por metro cuadrado.

Utiliza un aspersor para el césped, así el agua se distribuirá de manera más uniforme.

cuidado-del-cesped

Cómo cortar el césped en verano

Para el cuidado del césped en verano lo más recomendable es cortar el césped con bastante frecuencia, no debes dejarlo crecer más de un tercio de su altura. Lo normal es que lo cortes una vez a la semana, y evita a hacerlo cuando este mojado o húmedo.

Asegúrate de que cortas el césped alto, ya que durante el verano las plantas soportan mucho estrés por las altas temperaturas y los cortes bajos hacen que las raíces se encuentren a menor profundidad, por tanto pueden debilitarse y están más expuestas a contraer enfermedades. Lo ideal en verano es que el césped tenga como mucho unos 5 o 7 centímetros.

Cómo abonar el césped en verano

La mejor época para abonar esta entre la primavera y el otoño, por lo que el primer abonado del año debe ser a principios de la primavera, pero es importante repetirlo a principios del verano.

Lo recomendable es utilizar un abono de liberación lenta con un alto contenido en nitrógeno, y se suele necesitar unos 30 o 35 gramos por cada metro cuadrado.

cuidar-del-cesped-en-verano

Enfermedades del césped en verano

El mal cuidado del césped en verano puede dar lugar a enfermedades, ya que, el verano es la época en la que los hongos suelen atacar el césped, especialmente si no riegas lo suficiente y de la manera adecuada o si tienes el césped en alguna zona sombría, si obligatoriamente tu césped tiene que estar a la sombra, se recomienda plantar especies que soporten mejor las zonas sombrías.

Los hongos más frecuentes y que más daño le hacen a tu césped son el Fusarium de verano, el Pitium y la Mancha de dólar, el calor y la humedad es lo que más los atrae. Para combatirlos aplica fungicidas cuanto antes.

¿Se recomienda sembrar césped en verano?

No es una buena idea plantar césped en verano a no ser que vivas en una zona donde las temperaturas sean bajas. Ya que debido a las altas temperaturas el césped tardara bastante en nacer, y lo hará de forma irregular y con “calvas”.

Incluso aunque lo riegues mucho y de la forma correcta por lo general el césped necesita temperaturas moderadas para crecer, no son recomendables las temperaturas extremas ni de calor ni frío.

Pero aunque no sea un buen momento para sembrar o resembrar, no quiere decir que no puedas ir preparando el terreno, ya que el verano si es un buen momento para empezar a acondicionar el suelo, podrás aprovechar para levantar y remover la parte del suelo que este estropeada y así favorecer a la aireación del suelo. También podrás ir nutriéndolo aplicando algún sustrato orgánico.

cuidado-cesped

Ahora que ya sabes cómo hacer un correcto cuidado del césped en verano, no esperes más para poner en práctica estos consejos y disfrutar tu verano en el jardín con un césped fresco y saludable.

Menú