Cómo limpiar una oficina

¿Sabes cómo limpiar una oficina de forma rápida y sencilla? Te explicamos paso a paso todos los aspectos a tener en cuenta.

¿Sabes cómo limpiar una oficina de forma rápida y sencilla? Te explicamos paso a paso todos los aspectos a tener en cuenta.

El orden y la limpieza deben ser imprescindibles en cualquier espacio de trabajo. No solo para dar una buena imagen a aquellos clientes que puedan visitarnos, sino también para mejorar el lugar en el que nuestros trabajadores desarrollarán su labor. Una tarea que, además, se hace imprescindible a día de hoy para mantener la seguridad de los trabajadores frente a la covid-19.

Bien sea una persona de tu equipo quien se encargue de la tarea o una persona o empresa externa, hay una serie de claves sobre cómo limpiar una oficina que deben tenerse en cuenta para que el espacio se mantenga impecable.

Como especialistas en limpieza de oficinas, descubrimos algunos trucos que se deben tener en cuenta para tener una oficina impecable.

¡Sigue leyendo!

Cómo limpiar una oficina día a día

Por supuesto, no todos los componentes de nuestra oficina deben limpiarse diariamente. Hay algunos, de los que hablaremos más adelante, que pueden realizarse con menos regularidad.

Pero hablemos de cómo limpiar una oficina día a día y qué debemos tener en cuenta:

  • Vaciar las basuras y papeleras, y colocar bolsas nuevas.
  • Limpieza de muebles, escritorios, estanterías y armarios. Según el tipo de material, optamos por una bayeta húmeda y detergente neutro. Para aquellos más delicados, optamos por un plumero para evitar posibles daños y usaremos un producto de limpieza especializado para dicha superficie. Algo que no supondrá mucho problema, pues la mayor parte de los muebles de oficina suelen estar hechos de un material resistente.
  • Limpiar el polvo, con un plumero, de dispositivos electrónicos y teclados.
  • Barrer y fregar el suelo usando un producto siempre acorde al material. En caso de que se trate de una moqueta, se deberá aspirar de forma diaria.
  • Limpieza y desinfección del baño.
  • Si hubiera, también limpieza de la cocina y de sus diferentes elementos: cafetera, microondas, encimera…
  • Limpieza de ventanas.

limpiar-una-oficina

Cómo limpiar una oficina en profundidad

Pasemos ahora a aquellos elementos que limpiaremos con menor regularidad pero de los que tampoco debemos olvidarnos. Son los siguientes:

Sillas de oficina

Si se trata de un material textil, debemos aspirar previamente para quitarles el polvo. Con una esponja húmeda y un producto de limpieza recomendado para textiles, procederemos a su limpieza. La esponja no debe estar muy mojada, pues la silla puede contener un relleno interior que, al absorber el agua, dañe la tapicería.

En el caso de que la silla sea de piel podemos limpiarla con un paño húmedo y una mezcla de agua destilada y jabón neutro. También será necesario su hidratación periódica.

Mamparas de oficina

Las mamparas o tabiques móviles, por su material, son muy sencillos de limpiar, al igual que los cristales de las ventanas. Para ello, lo mejor es utilizar un mango extensible para poder llegar a todos los rincones y un producto específico para la limpieza de cristales.

Paredes

Si queremos saber cómo limpiar una oficina en profundidad, no nos podemos olvidar de las paredes. Primero debemos retirar el polvo, y para ello podemos hacerlo, por ejemplo, con una escoba cuyo cepillo hayamos cubierto por una toalla. Después mezclaremos agua con un limpiador suave y, con una esponja, iremos repasando toda la superficie de la pared.

Ordenadores

Es uno de los aspectos más delicados, y por ello este paso no lo realizaremos diariamente. Pero una vez en semana, por ejemplo, usaremos una bayeta de microfibra húmeda (con una mezcla de agua y detergente neutro) y lo pasaremos con sumo cuidado por las pantallas.

Nunca vertemos o pulverizamos el producto directamente sobre la pantalla, ni pasaremos una bayeta seca, pues en este caso el polvo acumulado, al arrastrarse sin humedad, podría arañar la superficie.

limpiar-oficina

Cómo desinfectar una oficina

Ya hemos resuelto cómo limpiar una oficina, pero a día de hoy también es muy importante saber desinfectarla de manera diaria.

Además de su ventilación, con un limpiador desinfectante debemos limpiar todos aquellos elementos que tienen un contacto directo con nuestros trabajadores: teclados y ratones, todo tipo de superficies, sillas, picaportes y barandillas, interruptores, fotocopiadoras o elementos telefónicos. También es imprescindible la desinfección completa de las diferentes superficies y elementos de la cocina y los baños.

A día de hoy saber cómo limpiar una oficina y desinfectarla es imprescindible para la salud de nuestros trabajadores. Si quieres que un equipo de profesionales desarrolle este trabajo con el mayor éxito, en Más Social contamos con un equipo de profesionales formados y listos para ayudarte. Si necesitas más información, contacta con nosotros. ¡No dudes en preguntarnos!

Valora este artículo sobre cómo limpiar una oficina

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún sin valoraciones)
Cargando...
Menú