Cómo cambiar una bombilla Led fundida

Todo lo que debes tener en cuenta sobre cómo cambiar una bombilla Led fundida. ¡Sigue leyendo!

Cada vez son más las personas, locales, comunidades de vecinos y oficinas que optan por cambiarse a las bombillas Led. Si tú eres uno de estos, probablemente hayas comprobado cómo tus facturas de la luz han podido descender hasta un 80%.

Otro de los grandes beneficios es su durabilidad, pues rondan entre las 30.000 y 50.000 horas de luz (lo que equivale a mantenerlas encendidas durante 5 años ininterrumpidamente).

Pero quizás haya llegado el momento en el que una de estas bombillas se haya fundido, lo que puede dar mala imagen a un espacio e incluso convertirse en un peligro. Por eso, esta es una de las tareas a la que prestamos atención en nuestro servicio de mantenimiento de comunidades.

Hoy resolvemos todas las dudas que puedas tener sobre cómo cambiar una bombilla Led fundida.

como-cambiar-una-bombilla-led-fundida

Cómo cambiar una bombilla Led fundida de forma segura

El proceso de cambio, como supondrás, es muy sencillo. Aunque no hay que olvidar que debemos cumplir unas medidas de seguridad para evitar posibles riesgos.

Comienza cortando la corriente eléctrica. Si se trata de una lámpara, bastará con desenchufarla. Sin embargo, si hablamos de una lámpara de techo o un foco, lo más recomendable es bajar los plomos para detener por completo la corriente.

Desenrosca la antigua bombilla y enrosca la nueva. Hazlo lentamente y sin apretarla para evitar que sufra daños.

¡Y listo! De esta forma tan sencilla puedes cambiar una bombilla Led fundida.

¿Puede cambiarse una bombilla Led fundida si está integrada en una lámpara?

Además de las clásicas lámparas de casquillo, en las que se puede cambiar fácilmente la bombilla, en los últimos años están aumentando en el mercado las lámparas que llevan integradas la iluminación Led.

Su auge se debe a que son más que efectivas, consiguen un resultado estético muy elegante y moderno, y su consumo es muy bajo.

Lo más normal es que te surja la duda de si este tipo de iluminación Led puede cambiarse una vez se haya fundido. Y la respuesta es no. Pero, ¿por qué?

Las lámparas con Led integrados no tienen bombillas que puedan cambiarse una vez se hayan fundido. Estas son sustituidas por una matriz de Led que nada tiene que ver con las bombillas tradicionales. Además, esta matriz es diseñada y seleccionada específicamente por el fabricante para que coincida con las características de la lámpara.

Esto hace imposible su sustitución. Pero a pesar de que tengamos que sustituir por completo la lámpara una vez se haya fundido, la vida útil de este tipo de productos es muy larga.

como-cambiar-bombilla-led

3 consejos para elegir la mejor bombilla Led

Una vez sabemos cómo cambiar una bombilla Led fundida, vamos a darte las claves que debes tener en cuenta a la hora de elegir la bombilla que más se adapte a tu espacio.

Su potencia

¿Qué son los vatios y qué son los lúmenes? Estos dos términos son claves para conocer las características de cualquier bombilla.

Por un lado, los vatios especifican lo que consume eléctricamente la bombilla. Por el otro lado, los lúmenes nos detallan la cantidad de luz que genera.

Y aquí es donde reside la principal ventaja de las bombillas Led: con muy pocos vatios pueden ofrecernos una gran cantidad de lúmenes, lo que supone un gran ahorro de electricidad.

Para que puedas hacerte una idea, una bombilla Led de 5 vatios ofrece la misma cantidad de lúmenes (alrededor de 500) que una bombilla incandescente de 40 vatios.

Ángulo de apertura

Con el ángulo de apertura nos referimos al espacio que cubrirá la iluminación. Podemos decantarnos por un ángulo más pequeño (alrededor de 40º), que conseguirá un efecto foco, ideal para iluminar una zona más localizado.

Las bombillas de ángulo más abierto (alrededor de 120º) son las más comunes a la hora de iluminar habitaciones.

Tono de luz

Con el tono de luz nos referimos a la temperatura del color, que nos viene dada por los grados Kalvin de la bombilla. Podríamos diferenciar entre tres tipos de temperatura y tonalidades:

  • Blanco frío: Ideal para espacios que necesiten mucha luz, como garajes, oficinas o trastero. Varían entre los 5.000 y 6.500 K.
  • Blanco neutro: Tiene una intensidad media, ideal para cocinas o baños. Se sitúan alrededor de los 4.500 K.
  • Blanco cálido: Para conseguir una iluminación más ambiental en salones o dormitorios. Alrededor de los 3.000 K.

Ahora ya sabes cómo cambiar una bombilla Led fundida y por cuál de ellas debes decantarte. Y si aún no te has pasado a la tecnología Led… ¡Es el momento de hacerlo!

cambiar-bombilla-led-fundida

Si quieres mantener tu comunidad siempre al día, con todas las labores de mantenimiento cubiertas, ¡consúltanos sobre nuestro servicio de mantenimiento de comunidades en Málaga!

Menú