En las comunidades y complejos residenciales conviven gran número de personas y las exigencias y servicios necesarios se multiplican, las zonas comunes de los propietarios deben estar en perfecto estado continuo, Más Social crea la figura del mantenedor, unificando en un solo trabajador una serie de tareas, para facilitar a nuestros clientes la comunicación y gestión documental o de incidencias, y reduciendo los costes directos de personal.

Más Social también se hace cargo del suministro de productos y materiales necesarios para el mantenimiento de la piscina, además ofrece un servicio de control de acceso y de uno de las instalaciones para verificar el cumplimiento de las normas internas.